Todos los Tweets
prev
Anterior:8.32 ¿Existe una forma cristiana de lidiar con la depresión?
next
Siguiente:M.2 ¿Cómo puedo ser cristiano en el ejército? ¿Es un católico mejor soldado?

M.1 No soy muy creyente ... ¿cómo puedo encontrar una base para mi vida militar? ¿Vale la pena creer?

Creyente y militar

Cada uno tiene sus propias razones para unirse a las fuerzas armadas. Un día puede que te preguntes por las razones fundamentales por las que libramos guerras. La fe en Dios te puede ayudar a encontrar respuestas. Los cristianos tienen una base sólida para su vida, y para sus acciones (militares). La razón es que creemos que somos parte de algo más grande que nosotros. Esta creencia puede ayudarte en gran medida en tus elecciones personales como miembro de las fuerzas armadas.

A pesar de su aversión a la violencia, los cristianos no son pacifistas absolutos - hay que hacer lo que hay que hacer para defender a los más débiles - pero el objetivo final para los militares es hacer esto innecesario porque un día la paz reinará en el mundo. Aunque puede parecer poco probable hoy en día, es una gran visión por la que luchar. Y si todos los habitantes de la tierra lucháramos sinceramente por esto, ¡la paz mundial sería una realidad!

Nadie te juzga por no creer. Sin embargo, podrías encontrar una gran paz interior al llegar a saber lo mucho que Dios te ama y quiere inspirarte.
La sabiduría de la Iglesia

¿Deben ser pacifistas los cristianos?

La Iglesia lucha por la paz, pero no sostiene un pacifismo radical. Pues no se puede privar ni al individuo ni a los Estados y comunidades del derecho fundamental a la legítima defensa ni a la defensa mediante las armas. La guerra sólo se justifica moralmente como último recurso. La Iglesia dice inequívocamente no a la guerra. Los cristianos deben hacer todo lo posible para evitar la guerra ya antes de su inicio: se oponen a la acumulación y al tráfico de armas; luchan contra la discriminación racial, étnica y religiosa; contribuyen a que se acabe la injusticia económica y social, y fortalecen así la paz. [Youcat 398].

¿Hay que orar por la paz?

El quinto mandamiento condena la destrucción voluntaria de la vida humana. A causa de los males y de las injusticias que ocasiona toda guerra, la Iglesia insta constantemente a todos a orar y actuar para que la Bondad divina nos libre de la antigua servidumbre de la guerra [CCC 2307].

¿Hay límites en nuestro deber de evitar la guerra?

Todo ciudadano y todo gobernante están obligados a empeñarse en evitar las guerras. Sin embargo, “mientras exista el riesgo de guerra y falte una autoridad internacional competente y provista de la fuerza correspondiente, una vez agotados todos los medios de acuerdo pacífico, no se podrá negar a los gobiernos el derecho a la legítima defensa” (Gaudium et Spes 79)[ CCC 2308].

Esto es lo que dicen los Papas

“La Paz se afianza solamente con la paz; la paz no separada de los deberes de la justicia, sino alimentada por el propio sacrificio, por la clemencia, por la misericordia, por la caridad. ” [Papa Pablo VI, 1 de enero 1976]