Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
zwarte en rode lucht

1.43 ¿Qué sucede cuando morimos?

¿Cielo, infierno o purgatorio?

Muchas personas temen la muerte. Cuando la persona muere, siempre está sola: deja atrás todo lo que conoce y entra en una nueva realidad. Cuando nosotros muramos, nuestro cuerpo permanecerá en la tierra y nuestra alma se presentará ante Dios. Nos enfrentaremos con la forma en la cual vivimos nuestra vida.

Si mientras vivíamos intentamos amar a Dios y a nuestros semejantes, entraremos en el cielo (posiblemente a través del purgatorio). En el cielo seremos felices para siempre con Dios. Sólo aquéllos que rechazan consciente y permanentemente el amor de Dios irán al infierno.

> Leer más en el libro

Cuando mueras, lo abandonarás todo y a todos: tu alma se separará de tu cuerpo y aparecerás ante Dios.

La sabiduría de la Iglesia

¿Qué significa morir en Cristo?

Morir en Cristo significa morir en estado de gracia de Dios, sin ningún pecado mortal. Un creyente en Cristo, siguiendo su ejemplo, puede así transformar su propia muerte en un acto de obediencia y amor por el Padre. "Esta palabra es cierta: que si con él morimos, también con él viviremos" (2 Tim 2,11). [CCIC 206]

 

¿Cómo nos ayuda Cristo en nuestra muerte, si confiamos en él?

Cristo viene a nuestro encuentro y nos lleva a la vida eterna. "No será la muerte, sino Dios quien me llevará" (Santa Teresita de Lisieux).

 

Contemplando el sufrimiento y la muerte de Jesús, la muerte misma puede ser más llevadera. En un acto de confianza y amor por el Padre, podemos decir Sí, como lo hizo Jesús en el Jardín de Getsemaní. A tal actitud se le da el nombre de "sacrificio espiritual": la persona moribunda se une a sí misma con el sacrificio de Cristo en la Cruz. Alguien que muere de esta manera, confiando en Dios y en paz con los hombres, y así sin un pecado serio, está en el camino de la comunión con el Cristo resucitado. Nuestra muerte no nos hace caer lejos de sus manos. Una persona que muere no viaja a ninguna parte, sino que va a su casa en el amor de Dios, quien lo creó. [Youcat 155]

¿Qué sucede con nosotros al morir?

En la muerte se separan el cuerpo y el alma. El cuerpo se descompone, mientras que el alma sale al encuentro de Dios y espera reunirse en el último día con su cuerpo resucitado. El cómo se dará la resurrección de nuestro cuerpo es un misterio. Una imagen nos puede ayudar a asumirlo: cuando vemos un bulbo de tulipán no podemos saber qué hermosa flor se desarrollará en la oscuridad de la tierra. Igualmente no sabemos nada de la apariencia futura de nuestro nuevo cuerpo. Sin embargo, san Pablo está seguro: "Se siembra un cuerpo con deshonra, resucita glorioso" (1ªCor 15, 43a). [Youcat 154]

Esto es lo que dicen los Padres de la Iglesia

Cada uno será presentado ante el Juez exactamente como era cuando partió de esta vida. Sin embargo, debe haber un fuego purificador antes del juicio, debido a algunas fallas menores que pueden quedar para ser eliminadas. ¿No dice Cristo, aquél que es la Verdad, que si alguien blasfema contra el Espíritu Santo, no será perdonado 'ni en este mundo ni en el venidero' (Mt. 12,32)? De esta declaración podemos entender que algunos pecados pueden ser perdonados en este mundo, pero otros en el mundo por venir. [San Gregorio Magno, Diálogos 4,39 (ML 77, 396)]