Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

3.52 ¿Cuáles son las diferencias entre el Rito Católico Latino y el Rito Católico Bizantino?

Católicos orientales

Tanto los Católicos Latinos como los Católicos Bizantinos tienen exactamente la misma fe. Las diferencias están principalmente en la arquitectura de sus iglesias, en las costumbres cristianas diarias y en el modo de celebrar la fe y los sacramentos. Por ejemplo, el Bautismo, la Eucaristía y la Confirmación son todos recibidos el mismo día de iniciación en la fe. Otra diferencia es que los sacerdotes del Rito Oriental pueden casarse.

Muchas de las formas y costumbres del Rito Bizantino corresponden a la tradición ortodoxa oriental. Sin embargo, contrariamente a los ortodoxos, los católicos griegos forman parte de la Iglesia Católica. El año litúrgico puede ser diferente si es que las iglesias orientales continúan utilizando el Calendario Juliano (25 a. C.), mientras que la Iglesia Occidental ha abrazado el Calendario Gregoriano que es más común (1582 d. C.).

Tenemos la misma fe, pero rezamos de una manera exterior diferente en la única Iglesia, diferenciándonos en la tradición, la arquitectura y las vestiduras.

La sabiduría de la Iglesia

¿De qué modo la Iglesia en la tierra celebra la liturgia?

La Iglesia en la tierra celebra la liturgia como pueblo sacerdotal, en el cual cada uno actúa según su propia función, en la unidad del Espíritu Santo: los bautizados se ofrecen como sacrificio espiritual; los ministros ordenados celebran según el Orden recibido para el servicio de todos los miembros de la Iglesia; los obispos y presbíteros actúan en la persona de Cristo Cabeza. [CCIC 235]

¿Cómo se celebra la liturgia?

La celebración litúrgica está tejida de signos y símbolos, cuyo significado, enraizado en la creación y en las culturas humanas, se precisa en los acontecimientos de la Antigua Alianza y se revela en plenitud en la Persona y la obra de Cristo. [CCIC 236]

¿Cuál es la finalidad de las sagradas imágenes?

La imagen de Cristo es el icono litúrgico por excelencia. Las demás, que representan a la Madre de Dios y a los santos, significan a Cristo, que en ellos es glorificado. Las imágenes proclaman el mismo mensaje evangélico que la Sagrada Escritura transmite mediante la palabra, y ayudan a despertar y alimentar la fe de los creyentes. [CCIC 240]

¿Cuál es la función del año litúrgico?

La función del año litúrgico es celebrar todo el Misterio de Cristo, desde la Encarnación hasta su retorno glorioso. En días determinados, la Iglesia venera con especial amor a María, la bienaventurada Madre de Dios, y hace también memoria de los santos, que vivieron para Cristo, con Él padecieron y con Él han sido glorificados. [CCIC 242]

¿Cuál es el origen más hondo de la liturgia?

El origen más hondo de la liturgia es Dios, en quien existe una fiesta eterna y celestial del amor: la fiesta de la alegría del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Puesto que Dios es amor, quiere hacernos partícipes de la celebración de su alegría y regalarnos su bendición.

 

Nuestros actos de culto terrenos tienen que ser celebraciones llenas de belleza y energía.

Celebraciones del Padre, que nos ha creado, por eso los dones de la tierra tienen un papel tan importante: el pan, el vino, el aceite y la luz, el perfume del incienso, música divina y colores espléndidos.

 

Celebraciones del Hijo, que nos ha salvado, por eso nos alegramos de nuestra liberación, respiramos hondamente escuchando la Palabra, nos fortalecemos al comer los dones eucarísticos.

 

Celebraciones del Espíritu Santo, que vive en nosotros, por eso la riqueza desbordante de consuelo, conocimiento, valor, fuerza y bendición que brota de las asambleas sagradas. [Youcat 170]

¿Qué es lo esencial de toda liturgia?

La liturgia es siempre en primer lugar comunión con Jesucristo. Toda celebración litúrgica, no sólo la Eucaristía, es una fiesta de la Pascua en pequeño. Jesús celebra con nosotros el paso de la muerte a la vida y lo hace accesible para nosotros.

 

El acto litúrgico más importante del mundo fue la fiesta de la Pascua que Jesús celebró con sus discípulos en el Cenáculo la víspera de su Muerte. Los discípulos pensaban que Jesús iba a conmemorar la liberación de Israel del poder de Egipto. Pero Jesús celebró la liberación de toda la humanidad del poder de la muerte. En Egipto fue la “sangre del cordero” la que protegió a los israelitas del ángel de la muerte. Ahora es él mismo el Cordero, cuya sangre salva a la humanidad de la muerte. Porque la Muerte y la Resurrección de Jesús son la prueba de que se puede morir y, sin embargo, ganar la vida. Éste es el verdadero contenido de cada celebración litúrgica cristiana. Jesús mismo comparó su Muerte y Resurrección con la liberación de Israel de la esclavitud en Egipto. Con el término misterio pascual se designa por ello el efecto salvífico de la Muerte y Resurrección de Jesús. En forma análoga a la sangre del cordero que salvó las vidas de los israelitas en la salida de Egipto (Ex 12), Jesús es el verdadero Cordero pascual, que ha liberado a la humanidad de su encierro en la muerte y el pecado. [Youcat 171]