Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

2.53 ¿Cómo regresó la Iglesia Católica a Dinamarca?

La Iglesia en el siglo XX

Después de la Reforma Luterana, en 1536, en Dinamarca era prohibido ser católico. Pero a partir de mediados del siglo XVII (1600) algunas pequeñas congregaciones católicas fueron permitidas alrededor de las embajadas de los países católicos, así como en la ciudad danesa de Fredericia, donde se permitió la libertad de práctica de cualquier religión como un intento de atraer a los recién llegados para poblar la ciudad.

Dinamarca obtuvo la plena libertad religiosa con la constitución de 1849 y en las décadas siguientes el número de católicos creció lentamente, pasando de 2000 a 10.000 en 1900. Al principio, la mayoría de los católicos, incluyendo los sacerdotes y religiosos, eran extranjeros de Alemania, Francia y Polonia. Con el tiempo los daneses conversos también se convirtieron en parte de las congregaciones.

El primer obispo católico nacido en Dinamarca después de la Reforma fue Theodor Suhr (obispo de 1939-1965). Él también participó en el Concilio Vaticano II en Roma (1962-1965), y su sucesor, Hans Ludvig Martensen, implementó las reformas del Vaticano II en Dinamarca. Actualmente existen alrededor de 45.000 católicos registrados en Dinamarca.

La Iglesia Católica es la segunda comunidad cristiana más grande de Dinamarca, después de la Iglesia Estatal Luterana. Sus miembros de muchas nacionalidades reflejan la universalidad de la Iglesia.