Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

4.46 ¿ Son pecado el juego, la droga, el alcohol o la riqueza excesiva?

Sociedad y comunidad

“Demasiado” es casi siempre una mala idea. Este es especialmente el caso cuando tus pones en peligro a otros o a ti mismo a través de tu comportamiento. Beber alcohol no es un pecado, pero lo es beber en exceso (Rom. 13:13)Rom. 13:13: Portémonos con decencia, como en pleno día. No andemos en borracheras y comilonas, ni en inmoralidades y vicios, ni en discordias y envidias.. El juego es apostar dinero o otras cosas de valor en un juego de azar. En si mismo no es un pecado. El peligro es que la codicia o la pasión por el juego te pueden llegar a controlar.

Drogarse (excepto por razones médicas) es un pecado grave, porque puede dañar seriamente tu salud y tu vida. La verdadera vida en el Cielo es nuestro único futuro, que durará para siempre. Con esto en la mente, las riquezas mundanas son relativas.

> Leer más en el libro

Templanza = virtud cristiana importante. Jugar por diversión, la riqueza sin avaricia y el alcohol con moderación: no es pecado. Drogarse sí.

La sabiduría de la Iglesia

¿Puede un cristiano participar en apuestas y juegos de azar?

Las apuestas y los juegos de azar son inmorales y peligrosos cuando el jugador arriesga su sustento. Sobre todo cuando pone en peligro lo necesario para la vida de otras personas, especialmente cuando están a su cargo.

Es muy cuestionable moralmente jugarse grandes sumas de dinero en juegos de azar, mientras a otros les falta lo necesario para vivir. Además las apuestas y los juegos de azar pueden crear adicción y esclavizar a las personas. [Youcat 434]

¿Qué deberes tenemos hacia nuestro cuerpo?

Debemos tener un razonable cuidado de la salud física, la propia y la de los demás, evitando siempre el culto al cuerpo y toda suerte de excesos. Ha de evitarse, además, el uso de estupefacientes, que causan gravísimos daños a la salud y a la vida humana, y también el abuso de los alimentos, del alcohol, del tabaco y de los medicamentos. [CCIC 474]

¿Por qué es pecado tomar drogas?

El consumo de drogas es pecado porque es un acto de autodestrucción y por ello un atentado contra la vida que Dios nos ha dado por amor.

Toda adicción de una persona a drogas legales (alcohol, medicamentos, tabaco) y en mayor medida a drogas ilegales es cambiar libertad por esclavitud; perjudica a la salud y a la vida del afectado y también causa graves daños al prójimo. Todo intento de perderse u olvidarse de sí mismo en éxtasis, a lo que pueden añadirse excesos en la comida y en la bebida, la sexualidad desordenada o ir a lo loco con el automóvil, es una pérdida de la dignidad y la libertad humanas y por ello un pecado contra Dios. Hay que diferenciar de esto el uso razonable, consciente y moderado de estimulantes. [Youcat 381]

Esto es lo que dicen los Papas

Cada uno de nosotros puede pensar, en silencio, en las personas que viven sin esperanza, y se hallan inmersas en una profunda tristeza de la que buscan salir creyendo encontrar la felicidad en el alcohol, en las drogas, en el juego, en el poder del dinero, en la sexualidad sin normas... pero se encuentran más desilusionadas aún, y a veces desahogan su rabia ante la vida con comportamientos violentos e indignos del ser humano. [Papa Francisco, Mensaje, 17 Junio 2013]