Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
City on fire

2.19 ¿Cómo fueron las primeras persecuciones a los cristianos?

Los romanos, los concilios y los Padres de la Iglesia

En el año 64 d. C. un enorme incendio destruyó gran parte de Roma. El emperador Nerón culpó a los cristianos por esto. San Pedro, San Pablo y muchos otros cristianos murieron como mártires después de este desastre. Los cristianos también fueron perseguidos en siglos posteriores.

El problema de los emperadores romanos fue que los cristianos se negaron a abandonar su fe y adorar al emperador y los dioses romanos en su lugar. Bajo el reinado del emperador Decio (249-251 d. C.), decenas de miles de cristianos murieron. Diocleciano (284-305) estaba entre los otros emperadores romanos que trataron de destruir a la Iglesia, pero no lo hizo.

> Leer más en el libro

Al principio, los emperadores veían como amenaza el crecimiento de los cristianos, que adoraban solo a Dios y no al emperador romano.

Esto es lo que dicen los Padres de la Iglesia

Escribo a todas las iglesias, y hago saber a todos que de mi propio libre albedrío muero por Dios, a menos que ustedes me lo impidan. Les exhorto, pues, que no usen de una bondad fuera de sazón. Déjenme que sea entregado a las fieras puesto que por ellas puedo llegar a Dios. Soy el trigo de Dios, y soy molido por las dentelladas de las fieras, para que pueda ser hallado pan puro [de Cristo]. [San Ignacio de Antioquía, Carta a los Romanos, Cap. 4 (MG 5, 689)]