Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
burcht

2.33 ¿Qué sucedió en el comienzo del Renacimiento?

Hacia la Reforma

En los siglos XIII y XIV hubo mucha confusión acerca de la identidad del verdadero Papa, ya que muchas personas decían ser papa al mismo tiempo. Fue solamente en 1417 que todas las partes reconocieron a Martin V como el único papa real y verdadero.

Los papas comenzaron a acumular más y más riquezas y a tener vidas mundanas. Debido a estos problemas, la Iglesia necesitaba urgentemente una atención renovada para seguir verdaderamente a Jesús, cosa que ocurrió en pequeña escala. Sin embargo, durante el Renacimiento, a menudo la persona humana se convertía en el centro de atención en vez de Dios. Lamentablemente, a veces esto se reflejaba también en el liderazgo de la Iglesia.

> Leer más en el libro

El Renacimiento se centraba en el hombre (¿olvidando a Dios?); como en la Edad media, el liderazgo de la Iglesia fue, a veces, débil o malo.

Esto es lo que dicen los Papas

[El erudito] Duns Scoto se alejó de París cuando, al estallar un grave conflicto entre el rey Felipe IV el Hermoso y el Papa Bonifacio VIII y prefirió el exilio voluntario a tener que firmar un documento hostil al Sumo Pontífice, como el rey había impuesto a todos los religiosos... Este hecho nos invita a recordar cuántas veces en la historia de la Iglesia los creyentes han encontrado hostilidades y sufrido incluso persecuciones a causa de su fidelidad y de su devoción a Cristo, a la Iglesia y al Papa. Todos nosotros miramos con admiración a estos cristianos, que nos enseñan a custodiar como un bien precioso la fe en Cristo y la comunión con el Sucesor de Pedro y, así, con la Iglesia universal. Sin embargo, las relaciones entre el rey de Francia y el sucesor de Bonifacio VIII pronto volvieron a ser cordiales, y en 1305 Duns Scoto pudo regresar a París para enseñar allí Teología. [Papa Benedicto XVI, Audiencia General, 7 Julio 2010]