Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

4.26 ¿Cuándo comienza la vida humana?

La vida humana

Las relaciones sexuales pueden conducir a la fecundación de un óvulo. Cuando esto sucede, el óvulo de la mujer se fusiona con un espermatozoide del hombre. Esto se llama fertilización o concepción.

En el momento de la concepción, nace un nuevo organismo humano vivo. Es imposible señalar otro momento como marcando el comienzo de la vida. Esta misma vida crece y se desarrolla gradualmente en el útero de la madre hasta que nace el bebé después de nueve meses.

> Leer más en el libro

La vida humana comienza cuando óvulo y espermatozoide se unen y forman un nuevo organismo, de una sola célula, que se convertirá en un bebé.

La sabiduría de la Iglesia

¿Por qué la sociedad debe proteger a todo embrión?

La sociedad debe proteger a todo embrión, porque el derecho inalienable a la vida de todo individuo humano desde su concepción es un elemento constitutivo de la sociedad civil y de su legislación. Cuando el Estado no pone su fuerza al servicio de los derechos de todos, y en particular de los más débiles, entre los que se encuentran los concebidos y aún no nacidos, quedan amenazados los fundamentos mismos de un Estado de derecho. [CCIC 472]

¿Se puede investigar con embriones vivos o con células madre embrionarias?

No. Los embriones son seres humanos, porque la vida humana comienza con la unión del espermatozoide y el óvulo. 

Considerar a los embriones material biológico, “producirlos” y “consumir” sus células madre para fines de investigación es absolutamente inmoral y entra dentro de la prohibición de matar. Merecen un juicio diferente las investigaciones con células madre adultas. Porque éstas no provienen de incipientes seres humanos a los que se elimina. Las intervenciones médicas sobre un embrión sólo son responsables si tienen como fin la curación, mientras se garantice en ellas la vida y el desarrollo íntegro del niño, y si el riesgo que comporta la intervención no es desproporcionadamente alto. [Youcat 385]

Esto es lo que dicen los Papas

“Desde el momento en que el óvulo es fecundado, se inaugura una nueva vida que no es la del padre ni la de la madre, sino la de un nuevo ser humano que se desarrolla por sí mismo. Jamás llegará a ser humano si no lo ha sido desde entonces. A esta evidencia de siempre... la genética moderna otorga una preciosa confirmación. Muestra que desde el primer instante se encuentra fijado el programa de lo que será ese viviente: una persona, un individuo con sus características ya bien determinadas. Con la fecundación inicia la aventura de una vida humana, cuyas principales capacidades requieren un tiempo para desarrollarse y poder actuar”. [Papa Juan Pablo II, Evangelium Vitae, 60]