Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

4.3 ¿Qué espera Dios de mi?

La vocación

Si te estás preguntando cuál es la voluntad de Dios para tu vida, entonces estás buscando tu vocación o tu llamada. Esto significa que tu quieres entender lo que Dios te está llamando a hacer y lo que te pide. Algunas veces tu vocación es clara, a veces tienes mucho que hacer. Mientras buscas, la clave es seguir verdaderamente tu corazón.

Hay muchas vocaciones diferentes, pero solo una es adecuada para ti. Dios quiere que seas feliz, y por lo tanto, tiene un plan para ti. Cualquiera sea tu vocación, requiere una elección fundamental en tu vida: elegir buscar la voluntad de Dios y actuar en consecuencia. 

> Leer más en el libro

Dios te pide que hagas lo que él quiere para ti. Todos tenemos una llamada: ¡si la sigues conscientemente serás realmente feliz!

La sabiduría de la Iglesia

¿En qué consiste la dimensión social del ser humano?

Junto a la llamada personal a la bienaventuranza divina, la persona humana posee una dimensión social que es parte esencial de su naturaleza y de su vocación. En efecto, todos, hombres y mujeres, están llamados a un idéntico fin, que es el mismo Dios. Hay una cierta semejanza entre la comunión de las Personas divinas y la fraternidad que las personas deben instaurar entre ellas, fundada en la verdad y en la caridad. El amor al prójimo es inseparable del amor a Dios. [CCIC 401]

Esto es lo que dicen los Padres de la Iglesia

[El cambio] de la incredulidad a la fe, y confiar en la esperanza y el temor, es divino. Y, en verdad, la fe es descubierta por nosotros como el primer movimiento hacia la salvación; después de lo cual el temor, la esperanza y el arrepentimiento, avanzando en compañía de la templanza y la paciencia, nos llevan al amor y al conocimiento. [San Clemente de Alejandría, Stromata, Libro 2, cap. 6 (MG 8, 965)