Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
beeld van Jezus in de avondzon

3.15 ¿Cómo «preparar» agua bendita? ¿Qué efecto tiene una bendición?

Tradiciones y devociones

El agua bendita es agua que ha sido bendecida por un obispo, sacerdote o diácono. Una bendición es una oración en la cual pedimos la bendición y presencia de Dios. Los objetos bendecidos son consagrados a Dios: han sido apartados, por así decirlo, y sólo se usan como expresión de nuestra fe.

Además de los sacramentos, también están los sacramentales. Éstas a menudo son oraciones que se combinan con una acción simbólica, como la señal de la cruz o el rociar con agua. El agua bendita, las bendiciones y la señal de la cruz son ejemplos de sacramentales.

> Leer más en el libro

La oración y bendición del sacerdote «prepara» agua bendita. Es un sacramental (no sacramento), como cualquier bendición a personas o cosas.

La sabiduría de la Iglesia

¿Qué son los sacramentales?

Los sacramentales son signos sagrados o acciones sagradas por las que se confiere una bendición.

 

Ejemplos típicos de sacramentales son la imposición de la ceniza el Miércoles de Ceniza, el lavatorio de los pies, el uso del agua bendita, la bendición de la mesa, las palmas del Domingo de Ramos, la bendición de diferentes objetos, las procesiones, el exorcismo y el rito de la profesión en una congregación religiosa. [Youcat 272]

¿Qué es una bendición?

Una bendición es una oración que pide la bendición de Dios sobre nosotros. Toda bendición procede únicamente de Dios. Su bondad, su cercanía, su misericordia son bendición. La fórmula más breve de la bendición es "El Señor te bendiga".

 

Todo cristiano debe pedir la bendición de Dios para sí mismo y para otras personas. Los padres pueden trazar sobre la frente de sus hijos la señal de la cruz. Las personas que se aman pueden bendecirse. Además el sacerdote en virtud de su ministerio bendice expresamente en el nombre de Jesús y por encargo de la Iglesia. Su oración de bendición es especialmente eficaz por medio del sacramento del Orden y por la fuerza de la oración de toda la Iglesia. ". [Youcat 484]

Esto es lo que dicen los Papas

[Hoy] es la dedicación de su nueva iglesia parroquial... Que el cuidado que mostramos por el edificio material - rociarlo con agua bendita, ungirlo con aceite, incensarlo - sea un signo y un estímulo para intensificar nuestra atención en la defensa y promoción del templo de las personas, formado por ustedes, queridos feligreses. [Papa Benedicto XVI, Homilía, 16 de diciembre de 2007]