Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
Sint Pietersplein vol met religieuzen

2.1 ¿Qué es la Iglesia? ¿Quién está en la Iglesia?

La Iglesia hoy

Jesús mismo instituyó la Iglesia. Se trata de la comunidad de personas que quiere seguir a Jesús para ser santos y vivir con él por siempre en el cielo El Apóstol Pablo llamó a la Iglesia "Cuerpo de Cristo: Jesús es la cabeza y todos los demás miembros tienen su lugar propio dentro de ese cuerpo.  Así como nosotros necesitamos todas las partes de nuestro cuerpo, todos los miembros de la Iglesia son importantes para toda la Iglesia.

Los fieles pueden ser divididos en tres grandes "grupos", cada uno con su vocación específica dentro de la Iglesia:

a) Fieles laicos 
b) Religiosos consagrados 
c) Diáconos, sacerdotes y obispos 

> Leer más en el libro

Jesús fundó la Iglesia como la comunidad de personas que creen en él y le quieren seguir. Llegamos a Dios a través de la Iglesia.

La sabiduría de la Iglesia

¿Cuál es el origen y la consumación de la Iglesia?

La Iglesia tiene su origen y realización en el designio eterno de Dios. Fue preparada en la Antigua Alianza con la elección de Israel, signo de la reunión futura de todas las naciones. Fundada por las palabras y las acciones de Jesucristo, fue realizada, sobre todo, mediante su muerte redentora y su Resurrección. Más tarde, se manifestó como misterio de salvación mediante la efusión del Espíritu Santo en Pentecostés. Al final de los tiempos, alcanzará su consumación como asamblea celestial de todos los redimidos. [CCIC 149]

¿Cuál es la misión de la Iglesia?

La misión de la Iglesia es hacer brotar y crecer en todos los pueblos el reino de Dios, que ha comenzado ya con Jesús.

 

Allí donde estuvo Jesús, el cielo tocó la tierra: comenzaba el reino de Dios, un reino de paz y justicia. La Iglesia sirve a este reino de Dios. No es un fin en sí misma. Tiene que continuar lo que ha comenzado con Cristo. Debe actuar como lo haría Jesús. Continúa realizando los signos sagrados de Jesús. Transmite las palabras de Jesús. Por eso la Iglesia, con todas sus debilidades, es realmente un fragmento de cielo en la tierra. [Youcat 123]

Esto es lo que dicen los Papas

El Espíritu mueve al grupo de los creyentes a “hacer comunidad”, a ser Iglesia…  Uno de los objetivos centrales de la misión es reunir al pueblo para la escucha del Evangelio, en la comunión fraterna, en la oración y la Eucaristía. Vivir “la comunión fraterna” (koinonía) significa tener “un solo corazón y una sola alma” (Hch 4, 32), instaurando una comunión bajo todos los aspectos: humano, espiritual y material. [Papa Juan Pablo II, Redemptoris Missio, n. 26]