Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

3.17 ¿Por qué hacemos peregrinaciones y procesiones? ¿Qué es un retiro?

Tradiciones y devociones

Tal y como hizo con sus primeros discípulos, Jesús hoy también invita a todas las personas a seguirlo (Mc 1,17)Mc. 1:17: Jesús les dijo: “Síganme, y los haré pescadores de hombres.”. Un peregrino es alguien que viaja con Jesús haciendo una peregrinación a un lugar sagrado. Como peregrino, tú tienes dos metas: crecer en tu relación con Dios y un autoconocimiento por un lado, y por el otro lado progresar en tu caminar rumbo al cielo, el cual es nuestro objetivo final.

Las solemnes procesiones, durante las cuales cantamos y rezamos, nos recuerdan el hecho de que todos somos peregrinos. Cuando vas a un retiro, literalmente te retiras de la vida diaria por un período de tiempo, para poderte centrar completamente en Dios.

> Leer más en el libro

Procesiones = ayuda para orar: la vida es un camino con Dios y con otros hacia el cielo. Un retiro = abandono de la vida cotidiana para orar.

La sabiduría de la Iglesia

¿Qué formas de piedad popular acompañan la vida sacramental de la Iglesia?

El sentido religioso del pueblo cristiano ha encontrado en todo tiempo su expresión en formas variadas de piedad, que acompañan la vida sacramental de la Iglesia, como son la veneración de las reliquias, las visitas a santuarios, las peregrinaciones, las procesiones, el «Vía Crucis», el Rosario. La Iglesia, a la luz de la fe, ilumina y favorece las formas auténticas de piedad popular. [CCIC 353]

¿Cuál es el sentido de las peregrinaciones?

Quien peregrina “ora” con los pies y experimenta con todos los sentidos que toda su vida es un único gran camino hacia Dios.

 

Ya en el antiguo Israel se peregrinaba al Templo de Jerusalén. Los cristianos retomaron esta costumbre. De este modo, especialmente en la Edad Media, surgió un verdadero movimiento de peregrinaciones a los lugares santos (especialmente a Jerusalén y a las tumbas de los apóstoles en Roma y Santiago de Compostela). Con frecuencia se peregrinaba para hacer penitencia, y a veces la peregrinación no estaba libre de falso pensamiento de que había que justificarse ante Dios mediante una acción auto-torturadora. Hoy las peregrinaciones experimentan un renacimiento único. Las personas buscan la paz y la fuerza que brotan de los lugares santos. Están cansadas del individualismo, quieren salir de la rutina diaria, liberarse de lastres y ponerse en marcha hacia Dios. [Youcat 276]

Esto es lo que dicen los Papas

La peregrinación… representa el camino que cada persona realiza en su existencia. La vida es una peregrinación y el ser humano es viator, un peregrino que recorre su camino hasta alcanzar la meta anhelada… El Señor Jesús indica las etapas de la peregrinación mediante la cual es posible alcanzar esta meta: “No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den y se les dará: una medida buena, apretada, remecida, rebosante pondrán en el halda de sus vestidos. Porque serán medidos con la medida que midan” (Lc 6, 37-38). [Papa Francisco, Misericordiae Vultus, n. 14]