Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
kaft van de voorkant van een Koran

1.14 ¿Qué diferencia hay entre la Biblia y el Corán?

La Biblia: ¿verdad o mentira?

Los musulmanes creen que el Corán fue dictado literalmente a Mahoma por Dios en árabe. Los textos del Corán son sagrados para los musulmanes. Esto también es válido para la Biblia: como cristianos creemos que los autores de la Biblia fueron inspirados por el Espíritu Santo  (sin que Dios dictara el texto). Este mismo Espíritu Santo ayuda a los lectores a interpretar la Biblia correctamente. Las palabras en la Biblia están muertas hasta que se leen.

En cuanto al contenido, el Corán niega que Jesús sea Hijo de Dios y que haya muerto y resucitado de entre los muertos. Esto significa que la verdad de que Dios se encarnó en Jesús por amor hacia nosotros no es reconocida.

> Leer más en el libro

La Biblia nos dice la verdad sobre Jesús, pero el Corán la niega. Dios inspiró a los escritores de la Biblia. Él no dictó el texto.

La sabiduría de la Iglesia

¿Qué papel juega la Sagrada Escritura en la vida de la Iglesia?

La Sagrada Escritura da apoyo y vigor a la vida de la Iglesia. Para los hijos de la Iglesia, es una confirmación de la fe, alimento para el alma y fuente de la vida espiritual. La Sagrada Escritura es el alma de la teología y de la predicación pastoral. El salmista dice que es “una lámpara para mis pies y una luz en mi camino” (Sal 119, 105). Es por esto por lo que la Iglesia exhorta a todos a leer la Sagrada Escritura con frecuencia porque “desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo” (San Jerónimo). [CCIC 24]

Esto es lo que dicen los Papas

La fe en Dios profesada en común por los descendientes de Abraham, cristianos, musulmanes y judíos, cuando se vive sinceramente y se lleva en la vida, es fundamento seguro de la dignidad, de la fraternidad y de la libertad de los hombres, y principio de recta conducta moral y de convivencia social. Y es más aún: como consecuencia de esta fe en Dios creador y trascendente, el hombre está en la cumbre de la creación. Ha sido creado, se lee en la Biblia, “a imagen y semejanza de Dios” (Gen 1, 27); aunque haya sido hecho de barro, se lee en el Corán, libro sagrado de los musulmanes, “Dios le ha insuflado su espíritu y le ha dotado de oído, de vista y de corazón”, esto es, de inteligencia (Sura 32, 8).  [Papa Juan Pablo II, Ankara, 29 nov. 1979]