Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

1.5 ¿Son incompatibles la ciencia y la fe?

¿Creación o coincidencia?

Si creemos que Dios lo creo todo, no tenemos que preocuparnos por los hechos científicos que supuestamente contradicen a la fe. Al revés, la ciencia es un estupendo camino para familiarizarse con la creación de Dios, ¡y de esta forma aprender más acerca de Dios!

Por otra parte, la fe arroja luz sobre el trabajo de la ciencia. Por ejemplo, no todo lo que es posible es además correcto moralmente. Las investigaciones que causan la destrucción de embriones humanos son un ejemplo del uso poco ético del conocimiento científico.

> Leer más en el libro

Jesús dijo: «La verdad os hará libres». No debemos temer a las verdades
de la ciencia, que siempre van de la mano con la fe.

La sabiduría de la Iglesia

¿Cuál es la importancia de afirmar “En el principio Dios creó los cielos y la tierra” (Gen 1, 1)?

El significado es que la creación es la base de todos los planes de salvación de Dios. Muestra el amor omnipotente y sabio de Dios, y es el primer paso hacia el pacto del único Dios con su pueblo. Es el comienzo de la historia de la salvación que culmina en Cristo; y es la primera respuesta a nuestras preguntas fundamentales con respecto a nuestro origen y destino. [CCIC 51]

¿La ciencia hace que el Creador sea superfluo?

No. La frase “Dios creó el mundo” no es una declaración científica anticuada. Estamos tratando aquí con una declaración teológica, por lo tanto, una declaración sobre el significado divino (theos = Dios, logos = significado) y el origen de las cosas.

La cuenta de la creación no es un modelo científico para explicar el comienzo del mundo. “Dios creó el mundo” es una declaración teológica que se refiere a la relación del mundo con Dios. Dios quiso el mundo; él lo sostiene y lo perfeccionará. Ser creado es una cualidad perdurable en las cosas y una verdad fundamental sobre ellas. [YouCat 41]

¿Qué enseña la Sagrada Escritura acerca de la creación del mundo visible?

A través del relato de los "seis días" de la creación, la Sagrada Escritura nos enseña el valor del mundo creado y su propósito, a saber, alabar a Dios y servir a la humanidad. Cada cosa debe su misma existencia a Dios, de quien recibe su bondad y perfección, sus leyes apropiadas y su lugar apropiado en el universo. [CCIC 62]

¿Qué tipo de vínculo existe entre las cosas creadas?

Existe una interdependencia y una jerarquía entre las criaturas según lo dispuesto por Dios. Al mismo tiempo, también existe una unidad y solidaridad entre las criaturas, ya que todas tienen el mismo Creador, son amadas por él y están ordenadas para su gloria. Respetar las leyes inscritas en la creación y las relaciones que se derivan de la naturaleza de las cosas es, por lo tanto, un principio de sabiduría y una base para la moralidad. [CCIC 64]

¿Las leyes y los sistemas naturales provienen también de Dios?

Sí. Las leyes y los sistemas naturales también son parte de la creación de Dios.

El ser humano no es una pizarra en blanco. Él está formado por el orden y las leyes naturales que Dios ha inscrito en su creación. Un cristiano no simplemente hace “lo que quiere”. Sabe que se daña a sí mismo y daña su entorno cuando niega las leyes naturales, usa las cosas de maneras contrarias a su orden intrínseco y trata de ser más sabio que Dios, quien las creó. Exige demasiado de la persona cuando intenta diseñarse a sí mismo de principio a fin. [YouCat 45]

Esto es lo que dicen los Padres de la Iglesia

La religión no puede separarse de la sabiduría, ni la sabiduría puede separarse de la religión; porque es el mismo Dios, que es parte de la sabiduría, el que debe ser comprendido, y el mismo Dios que es la parte de la religión, el que debe ser honrado. [Lactancio, Instituciones Divinas, Lb. 4, cap. 4 (ML 6, 456)]