Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
gebroken vaas

4.13 ¿Qué quiere decir «pecado»?

La llamada a la santidad

Cometes un pecado cuando haces algo que va en contra de la Voluntad de Dios. El pecado es un acto deliberadamente malo: un pensamiento, algo que haces o no haces, algo que dices o no dices.

Tus pecados y sus consecuencias son obstáculos en tu relación con Dios. Ellos debilitan el vínculo entre usted y Dios. Una vez que estás en "estado de pecado" (porque has cometido un pecado), serás más tentado a pecar más. Por lo tanto, es importante pedir el perdón de Dios una y otra vez.

> Leer más en el libro

Pecar es ir contra la voluntad de Dios. Al hacerlo, le apartamos y rompemos la relación con él, que se restaura por medio de la confesión.

La sabiduría de la Iglesia

¿Por qué la Iglesia es apostólica?

La Iglesia es apostólica por su origen, ya que fue construida “sobre el fundamento de los Apóstoles”(Ef 2, 20); por su enseñanza, que es la misma de los Apóstoles; por su estructura, en cuanto es instruida, santificada y gobernada, hasta la vuelta de Cristo, por los Apóstoles, gracias a sus sucesores, los obispos, en comunión con el sucesor de Pedro. [CCIC 174]

¿Por qué la Iglesia se llama apostólica?

La Iglesia se llama apostólica porque, fundada sobre los apóstoles, mantiene su tradición y es guiada por sus sucesores.

Jesús llamó a los apóstoles como sus más estrechos colaboradores. Fueron sus testigos oculares. Después de su Resurrección se les apareció en varias ocasiones. Les concedió el Espíritu Santo y los envió como sus mensajeros autorizados por todo el mundo. En la Iglesia primitiva eran los garantes de la unidad. Su misión y poder los transmitieron, mediante la imposición de las manos, a los obispos, sus sucesores. Así se hace hasta hoy. Este proceso se denomina sucesión apostólica. [Youcat 137]

¿En qué sentido la Iglesia es santa?

La Iglesia es santa porque Dios santísimo es su autor; Cristo se ha entregado a sí mismo por ella, para santificarla y hacerla santificante; el Espíritu Santo la vivifica con la caridad. En la Iglesia se encuentra la plenitud de los medios de salvación. La santidad es la vocación de cada uno de sus miembros y el fin de toda su actividad. Cuenta en su seno con la Virgen María e innumerables santos, como modelos e intercesores. La santidad de la Iglesia es la fuente de la santificación de sus hijos, los cuales, aquí en la tierra, se reconocen todos pecadores, siempre necesitados de conversión y de purificación. [CCIC 165]

¿Por qué la Iglesia es santa?

La Iglesia no es santa porque todos sus miembros sean santos, sino porque Dios es santo y actúa en ella y por ella. Todos los miembros de la Iglesia están santificados por el bautismo.

Siempre que nos dejamos tocar por el Dios trino, crecemos en el amor, somos santificados y santos. Los santos son personas que aman, no porque sean capaces de amar por sí mismos, sino porque Dios los ha tocado. Transmiten a los demás el amor que han experimentado de Dios, cada uno en su modo propio, a menudo original. Un día, al encontrarse al lado de Dios santificarán también a la Iglesia, porque “pasarán su cielo” apoyándonos a nosotros en el camino hacia la santidad. [Youcat 132]

¿Qué son los vicios?

Los vicios son costumbres negativas adquiridas que adormecen y oscurecen la conciencia, abren al ser humano al mal y lo predisponen al pecado. 

Los vicios humanos se encuentran en la cercanía de los pecados capitales: soberbia, avaricia, envidia, ira, lujuria, gula y pereza. [Youcat 318]

Esto es lo que dicen los Padres de la Iglesia

Pecado es un hecho, dicho o deseo contra la ley eterna. A su vez, la ley eterna es la razón o voluntad divina que manda conservar el orden natural y prohíbe alterarlo. [San Agustín, Réplica a Fausto el Maniqueo, Libro 22, cap. 27 (ML 42, 418)]